antivirus definición

Antivirus definición y porqué lo necesita tu negocio

Desde que damos nuestros primeros pasos en cuestiones informáticas nos enseñan de una manera natural que el antivirus es un elemento de apoyo imprescindible. Quizá no entendamos cómo funciona este tipo de software o es posible que no tengamos la antivirus definición que necesitamos para convencernos de sus efectos, pero entendemos que lo necesitamos. Una vez pasamos a encontrarnos en un entorno profesional los antivirus son igualmente importantes, dado que se van a ocupar de que nuestro negocio se encuentre protegido en el aspecto informático. Algo fundamental si no queremos sufrir problemas relativos a la seguridad de los datos y de la información que administramos a diario.

 

Posibles problemas de no tener antivirus

Puede llegar un momento en el cual nos repitan tantas personas que nuestra empresa necesita un antivirus que nos colapsamos y comenzamos a creer que no debe ser para tanto. Pero es fundamental que entendamos que el antivirus realiza un papel imprescindible en cuanto a mantener nuestro sistema protegido. Nos protege de que nuestro sistema se vea infectado por archivos ejecutables que podamos cargar sin darnos cuenta de lo que estamos haciendo. También nos dan cobertura para que la recepción de correos electrónicos infectados no acabe con la estabilidad de nuestra empresa y nos protegen tanto a nosotros como a nuestros empleados a la hora de navegar por Internet, evitando contagios online. En última instancia, pero no menos importante, tener un antivirus instalado significará que podremos plantar batalla a la presencia de spyware, lo que hará que la información de nuestra empresa siempre esté a salvo.

Al fin y al cabo ese es el objetivo fundamental que buscamos: que los datos que administramos o que usamos a diario no se pongan en peligro y que podamos tener la garantía de que la confidencialidad está asegurada. Teniendo en cuenta que todos los negocios se conectan a la red y que ahora mismo Internet es un peligroso campo de juego donde las infecciones vienen y van, tener antivirus es tan necesario como tener ordenadores desde los que permitir trabajar a los empleados.

 

¿Qué nos puede pasar si no tenemos un antivirus?

Esa es la gran pregunta que se hacen muchos ejecutivos en sus negocios. ¿De verdad hay tanta necesidad de instalar un antivirus? ¿no será que no es tan relevante? En realidad sí lo es. Para muchas personas el motivo de la comprensión de porqué necesitan un antivirus de forma desesperada no llega hasta que sufren algún tipo de ataque o infección y se lamentan por no haber estado protegidos. Es parte de lo que suele ocurrir y que ha llevado a que incluso grandes empresas sufran problemas drásticos en su seguridad digital.

Las consecuencias de no tener antivirus pueden ser elevadas. Uno de los problemas más preocupantes es que suframos la pérdida de información importante y confidencial. Pueden ser archivos que resultan vitales para nuestro negocio, cuentas privadas, la información de nuestros clientes o de las operaciones que hayamos hecho en los últimos meses. Es posible que lo que perdamos sean los nuevos proyectos en los que estemos trabajando, detalles y páginas de desarrollo que no solo sean importantes, sino también confidenciales. Pensemos que al ser víctimas del ataque de un virus lo único que hacemos no es perder datos, dado que también nos estamos arriesgando a que hackers con malas intenciones roben esa información de nuestros sistemas. Nunca se sabe qué puede ocurrir si perdemos esa información confidencial y nadie nos dice que no podamos meternos en serios problemas debido a ello. Más de una demanda en el sector profesional se ha gestado alrededor de un suceso como este, así que no hay que restarle importancia.

Además de esto, fruto de un virus pueden pasar otras cosas. Por ejemplo, que los ordenadores de nuestros empleados comiencen a ir mucho más lento de lo que deberían y que no puedan trabajar al mismo ritmo, o que se acceda a la información bancaria de nuestra empresa y que esta sea usada para realizar estafas. Teniendo todo esto presente podemos entender que, sin lugar a dudas, la instalación de un antivirus pasa a tener un papel fundamental en la estructura del negocio una vez estamos asentando las bases del mismo.


ventajas trabajar en cloud