Data migration entre dos sistemas en nube

data migration

Falta de espacio, cambio de necesidades o malas experiencias con un servidor. Muchas son las razones que pueden llevarnos a la decisión de cambiar de hosting para nuestros archivos, haciendo que empiece ese arduo momento de migrar todos y cada uno de los documentos que tenemos en la nube de un servidor a otro. A pesar de que parece difícil y complicado, la verdad es que hacer una data migration es muy fácil, simple y rápido… siempre y cuando conozcamos todos lo consejos principales para optimizar los recursos y medios que nos permitirán migrar los documentos que tenemos en la red.

 

Elegir un servidor

En ocasiones nos obcecamos tanto en la idea de cambiar de hosting porque el anterior se nos ha quedado pequeño o no nos da los servicios que necesitamos que, sin darnos cuenta, contratamos un servidor nuevo que tal vez no nos da las prestaciones que realmente necesitamos. Como ocurre en la mayoría de servicios, nos guiamos mucho por el boca a boca o por las opiniones de otros clientes, provocando que estas anécdotas o experiencias sean las que finalmente nos ayuden a decantarnos por un servidor u otro.

El problema llega cuando no investigamos las características y servicios que nos da el hosting deseado, llevando a que podamos perder servicios o nos ofrezcan una velocidad y espacio mucho menor del servidor que queremos dejar. Esto implicaría que migraríamos los datos de un servicio malo a otro aún peor. Así que el primer paso para cambiar de servidor es investigar y estudiar con calma las posibilidades de cada uno antes de elegir el nuevo servicio y poder empezar así la migración de datos.

 

Comenzamos la migración

No penséis que hay que mover cada uno de los archivos que tenemos almacenados en nube de forma manual. Hay multitud de programas que nos permiten hacerlo de manera automática, para que solo nos tengamos que preocupar de gestionar el proceso y de revisar después que se han trasladado todos los documentos. Una de las opciones a las que podemos recurrir es el copiado manual. Este se basa en que instalemos los programas de cada servicio en nube y que creemos un punto de conexión entre ellos para que se produzca la sincronización. Vincularemos las dos cuentas y seleccionaremos el traslado de archivos. Es un proceso que requiere que dediquemos ancho de banda suficiente para que no se produzca ningún tipo de interrupción. Por otro lado, va a requerir un poco más de tiempo, una cifra mayor o menor dependiendo del volumen de archivos que tengamos almacenado en la nube de la cual queremos extraer los datos.

Por otro lado, y como decíamos antes, podemos recurrir a programas especializados. Hay varias opciones que resultan interesantes. Una de ellas es Otixo, que dispone de un eficiente sistema con el cual tenemos la oportunidad de gestionar varios tipos de cuenta en la nube. Una vez configurados los credenciales de las nubes en las que estamos registrados será posible seleccionar qué archivos trasladar entre las dos nubes marcadas. En este caso hay compatibilidad con SugarSync, Amazon S3, así como con programas de soporte FTP, lo que aporta un valor añadido.

También podemos utilizar Double-Take Cloud Migration Center, un soporte que nos guiará en todos los pasos que necesitamos cubrir durante el traslado de archivos entre las dos nubes. Para personas que no tienen claro el proceso es un buen complemento, dado que se ocupa de ayudarnos en todo lo que necesitamos.

Por último recomendamos Mover.io, otra propuesta que se desmarca de Otixo debido a que el servicio es gratuito en su totalidad, dado que en el caso anterior solo tendremos acceso a una versión reducida si no pagamos una tarifa. Su propuesta radica en que no necesitamos nada más allá de la nube para que podamos llevar a cabo nuestro objetivo de trasladar los archivos entre dos sistemas de almacenamiento. No hay nada que tenga que pasar por nuestro ordenador y lo podemos configurar de manera que lo dejemos programado para que todo ocurra de manera automatizada sin nuestra supervisión. Otra de sus ventajas se encuentra en que es compatible con la mayor parte de los servicios existentes en nube.

ventajas trabajar en cloud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *