Cómo elegir sistemas de almacenamiento predeterminado para tu negocio

sistemas de almacenamiento predeterminado

Tarde o temprano, tu empresa va a necesitar más espacio para el almacenamiento de datos. Toda la información en forma de correos electrónicos, documentos, presentaciones, bases de datos, gráficos, archivos de audio y hojas de cálculo son elementos vitales en la mayoría de las empresas, y las aplicaciones que se ejecutan y protegen tu negocio requieren una gran cantidad de espacio para su almacenamiento predeterminado. Además, hay hoy en día una serie de tendencias que siguen alimentando nuestra creciente hambre de sistemas de almacenamiento mayores:

  • Algunas leyes obligan a las empresas a mantener y sostener una variedad de datos que podrían haber suprimido si no fuera por esa leyes.
  • Por razones legales, muchas pequeñas empresas guardan mensajes de correo electrónico que tienen una antigüedad de cinco o más años.
  • La posibilidad de ser atacados por virus y spybots requiere copias de seguridad cada vez más frecuentes y estas requieren cada vez más capacidad en los sistemas de almacenamiento.
  • Cada nueva versión de una aplicación de software o sistema operativo exige más espacio en las unidades de disco duro que su predecesor.
  • La creciente necesidad de almacenar grandes archivos multimedia, como vídeo, y ponerlos a disposición de los usuarios en una red está generando demanda de soluciones de sistemas de almacenamiento más sofisticadas.

El almacenamiento de la información y la gestión de su almacenamiento predeterminado es fundamental para el éxito de una empresa. Afortunadamente, hay muchas opciones disponibles para las pequeñas empresas, tanto para el almacenamiento como para la ubicación de dicho almacenamiento. A menudo, la mejor solución es una combinación de diferentes sistemas de almacenamiento.

Así que, ¿cómo decidir qué es lo mejor para tu empresa? En primer lugar, tendrás que tener en cuenta tus necesidades de almacenamiento tanto en términos de capacidad como de ubicación física. A continuación, deberás buscar entre las opciones de almacenamiento que mejor se adapten a esas necesidades. Por último, será necesario desarrollar un plan para implementar las soluciones de almacenamiento elegidas.

 

¿Cuáles son tus necesidades de almacenamiento?

Debes evaluar primero las necesidades de almacenamiento asociado con tus aplicaciones, tus datos, y cómo y dónde se necesitan acceder a esos datos. Estas preguntas te ayudarán a empezar:

  • ¿Qué aplicaciones generan la mayor cantidad de archivos?
  • ¿Qué aplicaciones se ejecutan en qué servidores?
  • ¿Qué antigüedad tienen los datos?
  • ¿Cuántos de ellos son archivos duplicados u obsoletos?
  • ¿Cuántos no están relacionados con vuestro negocio?
  • ¿Con qué rapidez necesitarás acceder a esos datos?
  • ¿Desde qué ubicaciones necesitarás acceder a los cuales los datos?

Una vez que seas capaz de tener una idea de la cantidad de datos que tienes, cómo los estás tratando y cuándo y dónde debes acceder a esos datos, entonces tendrás una mejor idea acerca de tus necesidades de almacenamiento.

 

Diferentes sistemas de almacenamiento

Desde las memorias flash hasta el almacenamiento predeterminado de red, las pequeñas empresas tienen más opciones de almacenamiento que nunca. He aquí una visión más detallada de algunas de sus opciones.

  • Memorias Flash USB: Este tipo de unidades son especialmente atractivas para los profesionales móviles debido a que consumen poca energía, son lo suficientemente pequeñas como para caber en un llavero y no tienen partes móviles. Se puede conectar una unidad de memoria flash USB al puerto USB de su ordenador portátil para hacer copias de seguridad mientras estás trabajando. Algunas unidades USB incluso proporcionan encriptación para proteger tus archivos si pierdes o te roban la unidad.
  • Discos duros externos: Una forma sencilla y relativamente económica de añadir más capacidad de almacenamiento es conectar un disco duro externo al ordenador. Sin embargo, los discos duros externos conectados directamente a los PC tienen varias desventajas. Cualquier archivo almacenado que esté sólo almacenado en el disco, necesitará otro lugar para ser respaldado. Además, si viajas por trabajo y necesitas tener acceso a los archivos de la unidad externa, tendrás que tomar la unidad contigo o recordar copiar los archivos necesarios en una unidad flash USB, el disco duro interno de tu ordenador portátil, un CD o algún otro medio de almacenamiento. Por último, en el caso de un incendio u otra catástrofe en tu lugar de trabajo, los datos no estarán protegidos.
  • Almacenamiento online: Los servicios que proporcionan almacenamiento y copia de seguridad remota a través de Internet tienen una serie de ventajas convincentes. Haciendo copias de seguridad de tus archivos más importantes en un servidor remoto y seguro, estarás protegiendo los datos almacenados en tu lugar de trabajo. Podrás compartir fácilmente archivos de gran tamaño con clientes, socios y otras personas proporcionándoles acceso protegido por contraseña a tu servicio de almacenamiento online, lo que elimina la necesidad de enviar por correo electrónico archivos de gran tamaño. Y en la mayoría de los casos, podrás acceder a tu cuenta desde cualquier ordenador con un navegador web, aunque dependiendo de tu conexión, podría ser lento.
  • Sistemas NAS (Network-attached storage): NAS ofrece un acceso rápido, sencillo y fiable de datos en un entorno de red IP. Las soluciones NAS son adecuados para pequeñas y medianas empresas que necesitan grandes cantidades de almacenamiento económico que varios usuarios pueden compartir a través de una red. Y dado que muchas pequeñas empresas carecen de los departamentos de TI, las soluciones NAS son fáciles de desplegar, gestionar de forma centralizada y consolidar. Las soluciones NAS pueden ser tan básicas como una sola unidad de disco duro con un puerto Ethernet o con conectividad integrada Wi-Fi. Si son más sotisficadas también pueden proporcionar USB adicional y FireWire, que te permite conectar discos duros externos para escalar la capacidad de almacenamiento. Una solución NAS también puede ofrecer capacidades de impresión en servidor, que permite a varios usuarios compartir fácilmente una sola impresora. Una solución NAS también puede incluir varios discos duros en RAID (matriz redundante de discos independientes) de nivel 1. Esto incluye dos o más discos duros equivalentes (por ejemplo, dos unidades de 250 GB) en un dispositivo conectado a la red. Los archivos escritos en la unidad principal se escriben automáticamente a la segunda unidad también. Esta redundancia automatizada significa que si el primer disco duro muere, todavía tendrás acceso a todas tus aplicaciones y archivos en la segunda unidad.

 

Conclusión

No esperes hasta que necesite más espacio para decidir cómo ampliar tus sistemas de almacenamiento. Comienza a planear ahora mismo tus necesidades futuras de almacenamiento, de lo contrario puedes desperdiciar tiempo y dinero en el futuro.

ventajas trabajar en cloud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *