¿Es la computación en la nube segura para mi negocio?

computación en la nube

La computación en la nube se ha extendido entre todo tipo de empresas en los últimos años y se ha llegado a convertir en un factor fundamental e imprescindible. No obstante, es justo reconocer que a día de hoy todavía existe miedo y dudas acerca de si esta tecnología supone un riesgo para la seguridad de los datos de los usuarios y de las propias empresas. Aún así, conviene recalcar la forma en la que se han incrementado los niveles de seguridad en los últimos tiempos, asegurando a las compañías, ya sean pequeñas o grandes, que con la nube podrán disponer de la mayor garantía en la que puedan confiar. Y eso, sumado a otras ventajas, es lo que está dinamizando la adopción de este sistema entre cada vez más empresas. No se trata de una tendencia, sino del cambio de tecnología que las empresas estaban esperando para beneficiarse del soporte que les proporciona la red.

 

Transmitiendo seguridad

No valdría de nada hablar de las muchas ventajas que tiene el sistema de trabajo en nube si no se destacaran especialmente aquellos motivos que hacen esta tecnología segura. Y el problema principal es que de forma habitual suelen resonar con más fuerza aquellas opiniones negativas que las positivas, sobre todo por el miedo irracional que se produce entre personas que, en realidad, no han tenido contacto con la nube.

Para entender la importancia de esta seguridad hay que tener en cuenta varios factores. El primero: todo el trabajo que se realiza y los archivos que se utilizan están almacenados y copiados en la nube. Cualquier servicio respetable que se tome en serio la seguridad de sus clientes dispondrá de copias de seguridad que garantizarán que, ante cualquier tipo de imprevisto todo se encuentre a salvo. Perder archivos, datos o registros es cosa del pasado.

Por otro lado, la nube garantiza orden y para cualquier empresa el orden informático es crucial. En el pasado era común disponer de una serie de archivos en un dispositivo, otros en otro e incluso se podían tener elementos repartidos en diferentes unidades de disco almacenadas de manera precaria. Saber dónde estaba cada elemento no solo era complicado, sino también frustrante, sobre todo a la hora de necesitar algún documento o dato. La nube garantiza que no exista ningún tipo de dispersión de datos. Todo está concentrado en un mismo lugar al que se puede acceder desde cualquier parte y de una manera muy rápida.

 

La nube da confianza

No menos relevante es la forma en la cual se comparten archivos entre los empleados de una empresa. En el pasado era frecuente realizar envío de archivos a través de correo electrónico. ¿Y recordamos cuántas veces se han visto comprometidas cuentas de email en el pasado? Eso significa que los archivos enviados también se encontraba en riesgo. La nube permite que todo se comparta en la misma red, definiendo unos niveles de acceso determinados y teniendo un control absoluto sobre quién puede ver o editar cualquier documento. A esto hay que sumarle que no solo se tiene acceso común a los archivos, sino que desde la nube es posible que estos tengan un buen nivel de interacción con otros servicios online.

Una empresa nunca debe desconfiar de sus empleados, pero las cosas pasan. ¿Y si un trabajador abandona la empresa y con él desaparece un disco lleno de datos confidenciales? ¿Y si se lleva un proyecto no terminado y el trabajo realizado desaparece de la compañía? La nube impide este tipo de situaciones. Esto se aplica a casos en los que no exista una mala intención, como cuando un disco duro con datos confidenciales es robado o un empleado lo pierde cuando se lo ha llevado a casa para trabajar allí.

Por último, y no menos importante, la nube garantiza un nivel de seguridad alternativo al cual es tradicional en el mercado. No hay un disco duro físico que proteja los datos y que pueda dañarse en el proceso, sino que todo está replicado de manera virtual en la red en nube. Se proporciona una capa de seguridad que no podría ser posible en otro tipo de situaciones, lo que hace que la nube gane muchos puntos en comparación con métodos más tradicionales de almacenamiento y computación.

ventajas trabajar en cloud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *