La nube como herramienta Big Data

herramientas big data

Poco a poco la nube está haciéndose hueco entre las opciones que las empresas tienen en cuenta cuando quieren optar por una alternativa al almacenamiento tradicional, sobre todo si se trata de grandes cantidades de información. Análisis de tendencias, registros mensuales y anuales, clientes, ventas, compras… incluso las pequeñas y medianas empresas se saturan de la cantidad de datos que necesitan procesar para avanzar en su negocio. El gran número de aplicaciones que podemos ofrecer a nuestros sistemas de trabajo y la gran accesibilidad desde cualquier dispositivo electrónico hacen de este paradigma ser tendencia.

Siguiendo esta guía podrá descubrir las ventajas de trabajar en la nube como herramienta big data, sus características más valiosas para su empresa, su integración con el personal y consejos variados.

 

Cómo manejar la Big Data

Lo primero, debemos ser plenamente conscientes de que Big Data es un término acuñado con la necesidad de definir la manipulación de grandes cantidades de datos con la velocidad y variedad que toman. Esta tendrá que ser capturada y analizada para su posterior clasificación y manipulación. Para hacernos una idea, cada día se transfieren 2.5 quintillones de bytes en todo el mundo (mensajes, clics en internet, etc.).

En una empresa, las cantidades de datos son también abrumadoras y bien, esta información normalmente no se utiliza para estudiar acontecimientos pasados, sino para predecir el presente y el futuro. Gracias a esto permitirá a tu empresa mejorar tus servicios, reducir costes y ahorrar tiempo. Seguramente ya se estén utilizando herramientas Big Data en tu negocio como por ejemplo: bases de datos de los clientes o los reportes de ventas del último año. La clave para sacar un buen provecho de este sistema es encontrar un programa que nos relacione toda esta información y sea accesible para todo miembro de la empresa.

 

La solución en forma de nube

En segundo lugar presentamos la computación en la nube. Se define como un término general para dominar cualquier cosa que tenga que ver con la provisión de servicios de hospedaje a través de Internet o red local. Este sistema trae ventajas como la reunión de todos los datos en un solo espacio ampliable, disponibilidad de acceso desde cualquier punto del mundo con acceso a Internet, seguridad y protección contra agentes externos como ciberdelincuentes o malwares y sobre todo un ahorro económico considerable en comparación a los sistemas tradicionales de almacenamiento como los discos duros.

Ahora bien, toda la información mencionada anteriormente (bases de datos de clientes, tendencias, reportes de ventas, etc.) puede tener su cavidad en la nube. En esta decisión, además de tener en cuenta todas sus ventajas, debemos analizar diferentes aspectos como nuestra conexión a internet, nuestro proveedor y el espacio que nos ofrece.

Nuestro proveedor debe garantizarnos una seguridad contra los hackers que circulan por la red en busca de información privada y un buen servicio técnico en caso de necesidad ya que no podemos permitirnos fallos en el envío y recibo de datos. Estos movimientos dependerán también de nuestra conexión a internet; en caso de contar con una velocidad alta nuestra mejor opción sin duda es la nube. Por último y más importante, el espacio que se contrata deberá ser suficiente tanto para almacenar los datos actuales como los futuros y para ello, muchos de los servicios ofrecen decenas de terabytes (1 TB = 1024 GB).

En conclusión, la nube es una buena alternativa para usarla como herramienta big data de una empresa, llena de ventajas y facilidades que los métodos convencionales y tradicionales no son capaces de ofrecer. Podemos afirmar sin duda alguna que la nube realmente se está convirtiendo en tendencia, un paradigma accesible para cualquier empresa.

 

ventajas trabajar en cloud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *