Machine learning, cuando las máquinas aprendieron a analizar datos

machine learning

Imagina un mundo en el que pudieras recoger datos de comportamiento de los usuarios, analizarlos, con ellos establecer patrones de comportamiento y después hacer predicciones futuras. Es como anticiparte a lo que podría suceder para tomar decisiones más acertadas y obtener con ello el máximo beneficio. Aplicable a la medicina, a las ventas… ¿A que suena bastante bien? Pues no es un sueño, sino una realidad. Hoy nos gustaría introducirte el término machine learning y darte algunas claves de cómo aplicarlo a tu empresa como parte de la transformación digital. ¿Nos acompañas?

 

Aplicaciones y ventajas

Machine learning o aprendizaje automático es un tipo de inteligencia artificial que desarrolla técnicas para que las máquinas sean capaces de aprender por sí mismas y de tomar decisiones sin necesidad de ser programadas. Estas técnicas crean una serie de algoritmos que son capaces de generalizar comportamientos a partir de una información, es decir, que con ejemplos particulares y concretos llegan a un resultado de aplicación general.

¿Para qué nos puede servir? Para optimizar procesos en todo tipo de sectores, por ejemplo:

  • En medicina puede decidir o descartar una intervención partiendo de las características de pacientes intervenidos anteriormente y la tasa de éxito alcanzada, calcular el riesgo de infarto o diagnosticar pacientes en general, en genética ayuda en la clasificación de secuencias de ADN, etc.
  • En banca y finanzas ayuda a conceder créditos según modelos de riesgos elaborados con los solicitantes, a prevenir fraudes de consumo con tarjetas de crédito o a predecir el comportamiento de la bolsa.
  • En el correo electrónico clasifica los envíos spam y en los buscadores de internet mejora los resultados elaborando rankings según la experiencia de los usuarios.
  • En general puede ayudar en temas tan variados como predecir el éxito de un proyecto, a decidir cuál es la mejor posición de un futbolista en el campo, tiene aplicación en el reconocimiento facial, de voz o de objetos, hace predicciones de clima, de tráfico, etc. Las posibilidades son infinitas.
  • En los negocios ayuda a segmentar el mercado, a hacer previsiones de ventas, analizar riesgos, a establecer por ejemplo en qué fechas es más conveniente subir o bajar los precios según la demanda, a estimar si el ritmo de ventas es el adecuado, etc.

En general optimiza los procesos, lo que hace que sean más eficientes y rápidos, que se reduzcan los costes y se mejoren los resultados, siendo con ello más acertadas las decisiones que se tomen basadas en esos datos.

 

Y al final, el cliente

Pero todo ello, tiene una finalidad común: mejorar la experiencia del cliente futuro. Esos miles de datos se pueden utilizar en el ámbito comercial para mejorar productos, servicios, sistemas de entrega, de facturación, de atención al consumidor, lo que atraerá más clientes, más ventas y mejorará los resultados de las empresas.

Imaginemos su aplicación en la web de una empresa de tecnología o de cualquier otro tipo. Podemos recoger datos de productos que interesan a los usuarios, sus criterios de selección o frecuencia de compra. También se puede calibrar la aceptación de un nuevo producto, los resultados de la campaña de marketing, las primeras ventas tanto en la web como en la tienda física, las características que rechaza o demanda el consumidor, cambios en las unidades que consume… Con todo ello podemos hacer una mejor previsión de ventas, una producción más ajustada, un almacenamiento y distribución más eficiente, una contratación adecuada del personal necesario, y una adecuación de promociones y de la futura campaña de marketing.

¿Por qué crees que las compañías de teléfono te ofrecen justo un determinado tipo de tarifa? ¿Consumes todos tus datos del móvil al final del mes o eres de los que se cuelgan el teléfono en la oreja y se quedan dormidos? Estas empresas saben cómo te comportas y prevén que lo sigas haciendo y según esos resultados serás un candidato más adecuado a unas tarifas o a otras. Esto es aplicable a cualquier empresa y promoción que quieras hacer. ¿Por qué no regalar un tercer producto a un cliente con la venta de dos que consume habitualmente? Habrás notado que existen compañías que te facilitan descuentos cuando detectan tu presencia en su web. Prueba a emularlo con tus mejores clientes.

La monitorización de Facebook, Twitter, Instagram, tu blog, tu web, todo ello te puede facilitar información de gran valor sobre tu cliente o posible cliente de manera que puedas adaptar tu oferta a sus demandas. ¿O pensabas que Amazon te ofrece justo el producto que te interesa de manera casual? No ha utilizado la bola de cristal, sino el machine learning. Quizás sea el momento de que le saques jugo a los datos.



ventajas trabajar en cloud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *