Marketing estratégico digital paso a paso para tu negocio

marketing estrategico

Sabemos que las empresas utilizan el marketing estratégico para conocer las actuales y sobretodo futuras necesidades de su público. De esta manera pueden ir un paso por delante, adentrándose en los llamados “nichos de mercado” donde podrán obtener grandes beneficios antes que los demás y de ahí, buscar más oportunidades para abarcar una tasa de mercado mayor.

Antes, se realizaban estudios de mercado mediante encuestas telefónicas y a pie de calle, observaciones o análisis del comportamiento cotidiano de las personas entre otras muchas técnicas. Sin embargo, son métodos obsoletos que, aunque se sigan utilizando, el índice de error es demasiado grande como para hacernos fallar en las decisiones que tomemos de cara al futuro de nuestra empresa.

Aquí es donde entra la transformación digital, infinidad de datos que circulan por Internet en forma de búsquedas, likes, favoritos, etc. Una empresa puede aprender a dominar estos aspectos y sacar un mayor rendimiento a su trabajo si encuentra ese deseado espacio por explotar. Un gran beneficio que se obtiene trabajando con Internet es que los datos que se obtienen son muy numerosos además de exactos. Ofrecemos una pequeña introducción al marketing estratégico digital para tu negocio.


Transformación digital, ¿por dónde empezar? Te asesoramos (sin compromiso)

Introducción a conceptos básicos del marketing estratégico digital

Cualquier empresa que quiera estar al frente de la competencia y aprovechar las nuevas oportunidades del mercado debe enfrentarse al reto digital. Al final del artículo nos centraremos en las herramientas que pueden ayudarte a manejar estos datos.

La primera imagen que se llevan los clientes tras encontrarse con nuestra empresa en Internet es muy importante, tanto que es un factor clave para hacerles volver de nuevo. La cantidad de me gusta, visitas, visualizaciones, tráfico o veces que se comparte una publicación es un condicionante para el público. Cuanto mayor sea el número de interacciones con nuestro material subido a Internet, mayor será la atención que provocaremos. Un ejemplo muy claro es el número de visualizaciones que tiene un vídeo promocional subido a YouTube: si el vídeo tiene numerosas visitas, la confianza del consumidor crece y probablemente se quede a ver el vídeo en cuestión pero si éste tiene pocas visualizaciones y además el número de “me gusta” es menor que los “no me gusta”, probablemente, el futuro cliente se salga del vídeo y se olvide de tu negocio.

Escuchar a los clientes es la prueba irrefutable para darnos cuenta de las verdaderas necesidades que tienen. Ellos siempre tienen algo que decir y la empresa debe corresponder. Para ello podemos ofrecerles distintos canales que pueden usar fácilmente como un perfil en Twitter e Instagram o una página oficial en Facebook además de un correo y teléfono de atención al cliente.

No olvidemos que la competencia también se moverá en Internet y estaremos atentos de cualquier movimiento que realicen. De esta manera obtendremos las posibles variables que afectan a nuestra estrategia para atraer a más clientes y podremos decidir si cambiar o redirigir nuestro plan.

Si conseguimos entender todos estos conceptos e introducirlos a nuestra empresa daremos un gran paso hacia la transformación digital.

 

Analizar los datos no es tan fácil

Como contraparte, debemos pronunciarnos y recalcar que no es tan sencillo manejar datos tan abundantes. Gestionarlos y analizarlos debe quedar en manos de una persona capaz para que los resultados sean óptimos. Esta persona debe estar alerta a todos los movimientos que se generen y ser capaz de medir el valor de cada uno para considerarlo o no una gran variable que afecte a nuestra planificación.

Actualmente existen infinitas herramientas que te ayudarán a manejar y clasificar el tráfico abundante de datos, como por ejemplo los centros de Google Analytics, Facebook Developers o Twitter Analytics (todos correspondientes a sus redes sociales).

 

ventajas trabajar en cloud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *