Pros y contras de trabajar en la nube

Trabajar en la nube

No hay duda de que las empresas pueden obtener grandes beneficios de trabajar en la nube. Sin embargo, a pesar de las muchas ventajas, también existen algunos inconvenientes que debes tener en cuenta.

Tómate algo de tiempo para entender las ventajas y desventajas de trabajar en la nube que te vamos a explicar para que puedas sacar el máximo provecho en tu negocio de esa tecnología, sea cual sea el proveedor que elijas.

 

Ventajas de trabajar en la nube

Ahorro de costes

Tal vez, el beneficio más significativo de trabajar en la nube es el ahorro de costes de IT. Las empresas, cualquiera que sea su tipo o tamaño, existen para ganar dinero mientras mantienen el capital y los gastos operativos al mínimo. Con la computación en nube, se pueden ahorrar costes de capital sustanciales con cero requisitos de almacenamiento de servidor interno y de aplicación. La falta de infraestructura en las instalaciones también elimina sus costes operativos asociados en forma de energía, aire acondicionado y costes de administración. Pagas por lo que usas y lo desactivas cuando quieras. No hay inversión de capital de IT por el que preocuparse. Es un error común que sólo las grandes empresas pueden permitirse el lujo de usar la nube, cuando en realidad, los servicios en la nube son muy asequibles para las pequeñas empresas.

Confiabilidad

Con una plataforma de servicios gestionados, trabajar en la nube es mucho más fiable y consistente que en una infraestructura de IT interna. La mayoría de los proveedores ofrecen un acuerdo de nivel de servicio que garantiza 24/7/365 y 99,99% de disponibilidad. Tu organización puede beneficiarse de un enorme pool de recursos de IT redundantes, así como mecanismos de reconexión rápida. Si falla un servidor, las aplicaciones y servicios alojados se trasladan fácilmente a cualquiera de los otros servidores disponibles.

Manejabilidad

Trabajar en la nube ofrece una mejor y más simplificada gestión de las capacidades de mantenimiento de IT gracias a una administración central de recursos, infraestructura gestionada por el proveedor y acuerdos SLA. Las actualizaciones de infraestructura de IT y mantenimiento se eliminan, ya que todos los recursos son mantenidos por el proveedor de servicios. Disfrutas de una interfaz de usuario basada en web sencilla para acceder a software, aplicaciones y servicios, sin necesidad de instalación, y un SLA que garantiza el acceso a los servicios.

Proporciona una ventaja competitiva

Cada vez más, ciertos recursos informáticos pueden proporcionar una ventaja competitiva sobre tus competidores. Para el caso de trabajar en la nube, el tiempo que necesitas para la adquisición de IT es prácticamente nulo. Tu empresa puede implementar aplicaciones críticas que proporcionen beneficios significativos, sin costos iniciales y con tiempo de aprovisionamiento mínimo. La computación en nube permite que te olvides de la tecnología y te centres en tus actividades clave de negocio y en cumplir tus objetivos.

 

Desventajas de trabajar en la nube

Tiempo de inactividad

Algunos proveedores de servicios cloud se ocupan de un gran número de clientes cada día, y eso puede llegar a abrumarles e incluso pueden llegar a tener cortes técnicos. Esto puede provocar que tus procesos de negocio están suspendidos temporalmente. Además, si tu conexión a Internet no funciona, no serás capaz de acceder a ninguna de tus aplicaciones, servidores o datos en la nube.

Seguridad

Aunque los proveedores de servicios en la nube implementan las mejores normas de seguridad y certificaciones de la industria, el almacenamiento de datos y archivos importantes en los proveedores de servicios externos siempre puede abrir nuevos riesgos. Trabajar en la nube quiere decir que debes proporcionar al proveedor de servicios acceso a datos empresariales importantes. Por otro lado, la facilidad para adquirir y acceder a servicios en la nube también puede dar a usuarios maliciosos la capacidad para escanear, identificar y explotar las lagunas y vulnerabilidades que puedan haber en un sistema.

Dependencia de un proveedor

Aunque los proveedores de servicios en la nube prometen que la nube es flexible para usar e integrar datos, el cambio de servicios en la nube es algo que no ha evolucionado todavía por completo. Las organizaciones pueden tener dificultades para migrar sus servicios de un proveedor a otro. Acoger e integrar aplicaciones en la nube en otra plataforma puede hacer que surjan problemas de interoperabilidad y apoyo.

Control limitado

Dado que la infraestructura de la nube es propiedad, está gestionada y es supervisada por un proveedor de servicios, estás transfiriendo todo el control sobre esa infraestructura sobre dicho proveedor. El cliente sólo puede controlar y gestionar aplicaciones, datos y servicios operados por encima de eso, no la propia infraestructura de backend. Las tareas administrativas clave, tales como el acceso shell del servidor, actualización y gestión de firmware no pueden ser pasados al cliente o usuario final.

 

ventajas trabajar en cloud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *