Ventaja competitiva

Cómo puede la tecnología darte una ventaja competitiva

En este mundo globalizado y diverso en el que nos encontramos en la actualidad, conseguir una ventaja competitiva que te haga sobresalir de la competencia, aunque solo sea un poco, puede ser fundamental para el futuro de tu empresa.

Puedes conseguir una ventaja competitiva reduciendo tus costes, ofreciendo un mejor servicio a tus clientes o intentando estar más cerca de ellos. Básicamente necesitas hacer algo de forma diferente a tus competidores de manera que eso te proporcione una ventaja sobre ellos. Pero algunas veces esto parece difícil, ¿verdad?. Pues quizás no lo sea tanto. Quizás lo tengas al alcance de tu mano.

La informática y la tecnología han revolucionado nuestra economía. Ya no es solo cosa de los departamentos de IT. Muchas empresas la están utilizando para conseguir ventajas sobre sus rivales. Pero los ejecutivos de muchas otras empresas observan con cierta envidia lo que sus competidores consiguen sin saber exactamente cómo pueden hacerlo ellos.

 

La tecnología es mucho más que ordenadores

Lo primero que debes entender es que cuando hablamos de que puedes aplicar tecnología para conseguir una ventaja competitiva estamos hablando de algo más que ordenadores. Internet y la nube, movilidad, tecnología relacionada con la comunicación, automatización y otros hardware y servicios están involucrados en todo esto.

Se trata de tecnología al alcance de cualquiera que está cambiando la forma de trabajar de muchas empresas.

Esta tecnología es capaz de transformar pymes y pequeños negocios en serios rivales de las empresas más grandes de su sector. Porque ya no se trata de ver quien tiene las mejores herramientas tecnológicas, sino de cómo las utiliza para mejorar sus procesos o crear una diferenciación respecto a la competencia.

 

Cómo puede crear la tecnología una ventaja competitiva

La tecnología puede afectar positivamente a todas las áreas de tu empresa. Almacén, producción, marketing, ventas, relaciones con los clientes,… En cualquier parte de tu empresa la tecnología puede tener un poderoso efecto capaz de crear una ventaja competitiva, ya sea a base de mejorar costes o de crear mayor diferenciación. Veamos algunas de esas posibilidades:

Reducción de costes

La tecnología es capaz de mejorar los costes de una empresa en cualquier parte de su cadena de valor. Actividades como el montaje de piezas que parecían involucrar sólo a elementos físicos tienen en realidad un gran componente de procesamiento de la información la cual evidentemente involucra a su vez a la tecnología.

El software de control de inventario y selección de piezas, por ejemplo, puede hoy ser accedido desde cualquier parte del mundo en que se encuentre tu personal de montaje. Y puede ser actualizado inmediatamente con nuevas especificaciones sin necesidad de desplazamientos.

La digitalización de documentación y almacenamiento de los documentos digitales en la nube puede ser otro ejemplo de reducción de costes. Permitiendo a cualquiera persona de la organización acceder a ellos de forma segura y rápida, sin necesidad de utilizar servicios de mensajería ni desplazamientos. Sin tener el problema intentar averiguar si estamos en posesión de una versión antigua del documento. Y sin necesidad de mantener un almacén físico de documentación.

Posibilidad de aumentar la diferenciación

El impacto de la tecnología en las diferentes estrategias de diferenciación es también importante. La tecnología hace posible personalizar tus productos a la medida de cada cliente. Tus clientes pueden acceder a tu catálogo online y solicitar ellos mismos ciertos cambios para adaptarlos a sus necesidades. Inmediatamente y mediante procesos automatizados las órdenes de fabricación se adaptan y el producto sale al día siguiente hacia tu cliente tal y como él lo deseaba.

La involucración de los clientes en tus procesos a través de la tecnología reduce drásticamente el tiempo necesario para cumplir con los pedidos y aumenta además la precisión y satisfacción con tu empresa.

 

Otras posibilidades de creación de una ventaja competitiva

  • Mejora en el análisis de datos: La tecnología te permite capturar, manejar y analizar enormes cantidades de datos que contienen información relevante para tu negocio. A esto se le llama “Big Data”. Sin la tecnología apropiada, las empresas no son capaces de analizar más de un 12% de esos datos. ¿Imaginas la ventaja que te podría proporcionar sobre tus competidores ser capaz de analizar el 100% de esos datos?
  • Mejora en el proceso de ventas: Los sistemas de gestión de relaciones con los clientes conocidos por las siglas CRM son capaces de mejorar las ventas de una empresa integrando marketing, ventas y soporte al cliente. Todas las relaciones de tu empresa con los clientes puede estar gestionada por uno de estos sistemas. Sin embargo, hasta no hace mucho, el equipo comercial tenía que introducir la información en su software CRM cuando volvía físicamente a la empresa. En la actualidad estos sistemas pueden trabajar en la nube. Pueden estar integrados con las redes sociales. Y tu equipo puede acceder a él con cualquier dispositivo móvil.
  • Innovación más rápida: Si tu empresa o parte de ella trabaja en el desarrollo de productos y servicios novedosos o revolucionarios, esa búsqueda de la innovación exige que la colaboración y el intercambio de información sea casi instantáneo. La tecnología te ofrece como ventaja competitiva la posibilidad de que equipos de trabajo localizados en diferentes sedes puedan trabajar con sistemas diseño asistido por ordenador e intercambiar la documentación técnica en tiempo real.

 

Conclusión

La importancia de la tecnología en la empresa no tiene discusión. Las empresas que se anticipen y aprovechen el poder de la tecnología pueden conseguir una ventaja competitiva y tener el control de los acontecimientos. Las empresas que miren para otro lado se verán obligados a aceptar los cambios que su competencia inicie y se encontrarán en desventaja competitiva.


ventajas trabajar en cloud