¿Qué canales de marketing son los más adecuados en la era digital?

canales de marketing

Siglo XXI, era digital. El cliente está plenamente sumergido en el entorno online. Maneja diferentes dispositivos y está presente en uno, varios o incluso todos los canales disponibles. ¿Cuál es la consecuencia más inmediata? Que si quieres venderle tu producto tendrás que estar donde él esté. Y no todo el mundo está online o va a la tienda física. Sin embargo, todos esos canales de marketing deben tener en común la habilidad de facilitarle a ese cliente digital exigente una gran experiencia personalizada que le haga pensar que en cualquiera de sus medios tu empresa es realmente buena, y con una estrategia común en todos ellos que le lleve a la fidelización.

Así, en este paraíso multicanal las empresas tendrán que saber seleccionar, planificar y promover un plan maestro. Te ayudamos a diseñarlo con unas primeras pinceladas.

 

El plan y el medio: elecciones básicas y estratégicamente vitales

Si algo tiene la transformación digital de las empresas es que pueden acceder a muchos más canales de marketing de lo acostumbrado para entrar en contacto con el posible cliente. Pero no se trata de utilizar todos y de hacerlo sin pensar hacia dónde vamos: habrá que establecer un plan específico.

Comienza definiendo tu buyer persona, aquel que podría representar tu cliente ideal. Averigua sus necesidades, gustos y demandas. Búscale allá donde esté, en foros, redes sociales, blogs,  recopila datos e información de interés sobre estilo de vida, motivación de compra, prioridades, productos y servicios de tu empresa que le podrían interesar, transforma esos datos en valor para tu estrategia.

Determina la fase del proceso de compra en el que se encuentra, lo que te dará la clave sobre las acciones que debes llevar a cabo. No será igual alguien que nunca se ha interesado por instalar un sistema de cloud computing en la empresa, a quien podrás enviarle información de primer nivel y básica sobre sus ventajas, que un cliente más especializado a quien tengas que darle información sobre últimos avances o contactarle directamente.

Define KPI (indicadores clave de rendimiento) y objetivos cuantificables, de manera que a la vista de los resultados seas capaz de valorar el éxito o fracaso de tu campaña. Puede ser desde aumentar visitas al blog, likes en Facebook, incrementar las ventas, etc.

Selecciona los canales de marketing más convenientes para tu negocio. Elige entre los más habituales:

 

  • SEO y SEM. Bien sea con campañas de pago (Search Engine Marketing) o consiguiendo un posicionamiento orgánico natural (Search Engine Optimization) necesitas aparecer en los primeros puestos de los buscadores. Repasa cómo lograrlo. Cuantos más clientes buscando un producto lleguen a tu empresa, mayor será la probabilidad de que efectúen la compra.
  • Redes sociales: perfectas plataformas para dirigir el tráfico a tu web, tu tienda online o física, para ofrecer información, promociones, atender a clientes, resolver dudas o recoger sugerencias. Admiten texto, imágenes, vídeos, etc.
  • Contratación de espacios publicitarios online y rich media. Además de los banners estáticos tradicionales existen nuevos formatos enriquecidos que hacen uso de la tecnología más innovadora para crear piezas dinámicas e interactivas que causan mayor impacto en el consumidor (pop ups, vídeo streaming, programas que interactúan con el usuario en tiempo real, etc.).
  • Puedes hacer marketing directo a través de email marketing, telemarketing, buzoneo (con o sin sampling), códigos QR en folletos, carteles…
  • Marketing de afiliados. ¿Por qué no recurrir a otras personas que estén dispuestas a promocionar tus productos en su web o entre sus contactos? Busca tus aliados en la red.
  • Directorios: conecta tu web con diferentes directorios de internet para atraer tráfico a la misma.
  • Medios offline: puedes hacer promociones en tienda, papelería institucional, material promocional o estar presente en ferias del sector.

 

Como colofón, recuerda que puedes integrar la información de todos los canales en una única base de datos: el CRM.

No tienes escapatoria. Si quieres que tu empresa esa exitosa debes convertirte en un gestor multicanal capaz de darle consistencia al mensaje en todos y cada uno de los canales. Que cada contacto con el cliente genere una experiencia inolvidable, personalizada, una ola de emoción positiva que le haga volver y te diferencie definitivamente de la competencia.

 

ventajas trabajar en cloud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *