Rasgos principales y tipos del almacenamiento primario

almacenamiento primario

Un sistema de almacenamiento primario son los medios que se utilizan con la intención de almacenar cualquier tipo de información de manera principal. Si hablásemos de un almacenamiento secundario estaríamos refiriéndonos a dispositivos auxiliares que no tienen un papel tan relevante ni imprescindible en el día a día. Al referirnos a los principales podemos hablar de tres opciones principalmente: memoria ROM, memoria RAM y disco duro.

 

Memoria ROM

Hay dos tipos de memoria interna cargadas en cualquier tipo de equipo informático y dispositivo similar. La memoria ROM (Read Only Memory) es aquella que solo proporciona un uso enfocado a la lectura de datos. Dentro de esta memoria se lleva a cabo el proceso de almacenamiento en el cual están los programas y el resto del software primordial. Estos programas son los que se ocuparán de que el equipo funcione de manera conveniente, que se encienda y que permita procesar cualquier tipo de diagnóstico que sea necesario. Dado que esta memoria es de solo lectura y no acabamos recurriendo a ella más allá de realizar el almacenamiento inicial de lo vinculado con el arranque del equipo no es necesario que sea de una capacidad demasiado elevada.

Hay varios rasgos a destacar de este tipo de memoria. Lo primero que hay que decir es que es una memoria de tipo volátil, lo que implica que blinda cualquier tipo de elemento que se almacene en ella. Es por ello que los programas que están resguardados bajo la ROM son importantes y no acaban por desaparecer si el ordenador se apaga bajo cualquier tipo de circunstancias. Estos programas se graban en los chips de la propia memoria y no dejan de existir ni siquiera con el paso del tiempo. Esto también implica que un programa que haya pasado a estar en la ROM no se modificará de ninguna forma, solo podrá ser ejecutado.

 

Memoria RAM

Continuamos con el segundo tipo de memoria, la RAM (Random Access Memory). Es una memoria totalmente diferente de la ROM, pero no por ello menos relevante. Como su propio nombre indica, es de ejecución aleatoria, contando con un tipo de acceso totalmente variable que no requiere que pasemos de byte en byte para llegar a un dato específico. Es un tipo de memoria muy común que permite guardar información, recuperarla cuando sea necesario y activar todo tipo de procesos. Es un tipo de memoria que, por otro lado, permite tanto lectura como escritura, siempre de la mano de algún elemento de hardware o con un microprocesador.

 

Disco duro

En último lugar hablamos de un disco duro, un recurso de hardware fácilmente reconocible e identificable. Cuentan con esta pieza de hardware todos los ordenadores y es el lugar donde se almacenan todos los datos, ya sean documentos, software u otros elementos. El equipo trabaja con el disco duro en todo momento, almacenando información, accediendo a ella, realizando cambios y digitalizando cualquier tipo de proceso que se realice en tiempo real. La presencia del disco duro está representada con un disco magnético que es fácilmente identificable y que se puede cambiar o potenciar dependiendo del caso.

Esta flexibilidad es lo que ha ayudado a que los discos duros perduren con el paso del tiempo como la principal herramienta dirigida al almacenamiento de información, datos y software. Usuarios y empresas pueden por igual actualizar estos componentes y lograr acceder a mejores versiones de una manera que no implique ni siquiera hacer otros cambios en los equipos. La seguridad que aportan los discos duros por su tecnología magnética es otra ventaja que ayuda a que se pueda confiar en ellos.

En su composición física se combinan varios platos rígidos con un eje que ayuda a que se produzca el movimiento de giro a una velocidad que garantiza el acceso instantáneo a la información. Encima de los mencionados platos hay cabezales que son los que se ocupan de llevar a cabo la escritura o lectura de la información. Aunque su invención data de la década de los años 50 continúa sorprendiendo la efectividad que proporcionan para almacenar datos y lo muy importantes que son en cualquier tipo de equipo informático. Motivo por el cual siempre se debe tener seguridad de contar con un control absoluto del disco duro y de las defensas instaladas en el mismo para evitar que los datos almacenados se puedan ver comprometidos.

 

 
ventajas trabajar en cloud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *