¿Y si la digitalización de tu empresa fuese todo un ahorro?

ahorro de costes con la digitalización

Esta pregunta no te debería extrañar, ya que la transformación digital no es solo hacer marketing online, sino optimizar los múltiples procesos que se dan en las empresas utilizando las nuevas tecnologías, lo que supone lograr mejoras importantes.

Esa optimización es además aplicable a todos los departamentos de la compañía, desde producción, administración, logística… y por su puesto marketing y ventas. El resultado es un aumento de la productividad, de la eficiencia de los departamentos y un notable ahorro de costes, lo que incrementará los beneficios de tu empresa. ¿Encuentras alguna razón para no digitalizar tu pyme?


Transformación digital, ¿por dónde empezar? Te asesoramos (sin compromiso)

MAYOR PRODUCTIVIDAD Y MENOS COSTES, EL TÁNDEM IDEAL

Y es que la transformación digital puede reducir los costes de las empresas hasta en un 20 %, según el estudio España 4.0 (realizado por Siemens y la consultora Roland Berger), en el que se analiza el proceso de digitalización de las empresas españolas. Casi la totalidad de las encuestadas asegura que este cambio ofrece una mejora de la cifra de negocios y un ahorro de costes, además de tener un impacto positivo sobre el nivel de bienestar de los empleados. La digitalización supone, por lo tanto, beneficios cuantitativos y cualitativos. En este mismo informe se estima que, a nivel macroeconómico, el cambio digital podría implicar un potencial crecimiento de la economía nacional de 120.000 millones de euros en la próxima década.

 

AHORRO Y CAMBIOS A TODOS LOS NIVELES

Cuando una pyme se digitaliza es probable que se generen sistemas de trabajo más flexibles al aumentar la conexión del empleado con la empresa. El trabajador, familiarizado en su vida personal con los usos digitales espera replicarlos su entorno laboral y ganar con ellos autonomía, flexibilidad y tener nuevas formas de interacción. Cambia por tanto la comunicación interna, habrá más vinculación entre departamentos y se puede dar un trasvase de conocimientos y formas de trabajo. La transformación digital exige así una redefinición cultural y organizativa de los trabajadores.

La comunicación externa y la relación con los cliente también se modifica. La actividad digital de los consumidores transforma la demanda y exige situar al cliente en el centro, ofreciéndole atención personalizada y una gran calidad de servicio. Esa digitalización también aporta soluciones eficaces, como los servicios online, posibilidad de contacto directo, etc.

En cuanto a las herramientas para la comunicaciones y otras tareas empresariales hay que decir que la penetración del correo electrónico en el mercado de las empresas españolas es muy alta actualmente, así como los softwares de ofimática o la mensajería instantánea que facilitan el trabajo diario. Otras herramientas digitales como las facturas electrónicas, los dispositivos móviles, el CRM (gestión de relación con los clientes), las videoconferencias o el sistema de almacenamiento en la nube, suponen un gran ahorro en costes de infraestructura y sistemas (amplía información en el ebook Seguridad en el Cloud: ventajas de trabajar en la nube). En un futuro próximo se unirán el uso del big data y analytics o el internet de las cosas, ya que por ahora las empresas españolas dominan los usos digitales básicos, pero no los más avanzados.

Otro campo que se beneficiará de la transformación digital será la planificación de la demanda. Hasta ahora está basada principalmente en históricos y en proyecciones en herramientas de ofimática. La digitalización dará la posibilidad de calcular la demanda de manera más precisa, automatizada y con algoritmos de corrección. Además recomendará acciones para obtener los resultados esperados. Se controlará el stock, se mejorará el servicio al cliente y se cumplirán los objetivos de negocio buscados.

En cuanto a la producción, logística y almacén, la transformación digital hará posible el uso de la robótica y de aplicaciones tecnológicas de gestión. Los procesos serán automáticos, ejecutados incluso desde aplicaciones móviles y monitorizados en tiempo real.

Por último la digitalización también supone un ahorro en los presupuestos de marketing, ya que se puede hacer uso de plataformas y redes sociales que son gratuitas o con coste bajo, evitando grandes campañas publicitarias o promociones que resultan demasiado caras para las empresas.

El panorama empresarial actual sugiere que cada vez las compañías son más conscientes de la necesidad de impulsar la transformación digital, y por lo dicho hasta aquí, parece que el esfuerzo va a merecer la pena. ¿Te atreves?

 

ventajas trabajar en cloud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *