Repensar los procesos en la transformación digital: cambios necesarios

procesos en la transformación digital

Nada volverá a ser como antes. No hay vuelta atrás a la aparición de internet. Este nuevo entorno social, conectado y colaborativo ha caído sobre nuestras vidas, nos ha convertido en otros consumidores y está transformando muchos modelos de negocio. Esa cultura digital ha penetrado en muchas empresas, que sienten la obligación de sacar provecho de las oportunidades que le ofrece la digitalización y de estar a la altura del nuevo cliente.

La tecnología juega una baza fundamental en todo este relato, pero no como instrumento o parte de la estrategia de la empresa, sino que es la estrategia en sí. Y por una vez esa tecnología no es solo de los informáticos, sino que es un activo que pertenece a toda la compañía.

Así, la cultura digital y el uso de la tecnología hace obligado repensar todos los procesos en la transformación digital que se desarrollan dentro de las empresas para optimizarlos, automatizarlos, ahorrar costes y hacerlos más eficaces. Los cambios pueden ser infinitos, pero examinemos algunos fundamentales.

 

  1. La información, los datos son la materia prima por excelencia de cualquier compañía en el momento actual, sea del sector que sea. Con ellos se puede analizar, tomar decisiones, cambiar procesos en la transformación digital y realidades. Atañe además a todas las áreas funcionales, marketing, ventas, finanzas…

 La gestión de la información es una de las actividades que más se ha modificado con la aparición de la era  digital, debido al inmenso volumen que ha adquirido la misma. Así mismo, el análisis de datos es primordial  para una toma de decisiones acertada en cuanto a la estrategia de negocio o para cambiar de rumbo en el  momento preciso.

 Toda esa información y esos datos hay que saber obtenerlos, pero también manejarlos, interpretarlos,  almacenarlos y utilizarlos adecuadamente. Hay que desarrollar por tanto habilidades de localización en los  buscadores, redes sociales, microblogging…, saber guardarla de forma organizada para su posterior uso,  discernir la importante de la accesoria, etc. Para el almacenamiento de esa información es fundamental la    aparición del cloud computing.

2. Así, el almacenamiento en la nube es otro de los grandes cambios de la era digital. No son necesarios grandes infraestructuras instalados en un espacio físico determinado, sino que toda la información está en la red. Esto supone una capacidad ilimitada de almacenamiento y un gran ahorro de costes, ya que el pago se hace por uso. Además se puede acceder a la información desde cualquier sitio en cualquier momento y es posible hacer copias de seguridad permanentemente.

3. La comunicación con el cliente, empleados, proveedores, y demás agentes que intervienen en una actividad comercial también ha experimentado un giro absoluto con la transformación digital. La red posibilita una conversación constante que puede devenir en la mejora de productos o servicios más adaptados a las necesidades expresadas por el cliente. También favorece la transmisión de una imagen de marca adecuada y establece una relación cliente-empresa más ágil y eficaz. Para ello es necesario que todos los actores implicados conozcan el manejo de las herramientas, plataformas y también del nuevo lenguaje digital. El marketing digital es uno de los puntos fundamentales de una buena estrategia de venta. Es casi impensable ya la existencia de empresas que no cuenten con ordenadores, conexiones a internet, presencia en redes sociales o empleados sin terminales móviles.

Como consecuencia de esta nueva forma de comunicarse y la transformación digital, se optimiza la experiencia de este cliente omnicanal y se facilita así la venta.

4. El proceso de fabricación y comercialización del producto también cambia y se vuelve más eficiente, automatizado, con tecnología avanzada en el punto de venta que permite una compra más ágil, control del stock, reposición automática, etc.

 

En definitiva, son muchas las áreas en las que lo digital posee un gran potencial transformador, solo queda que te pongas manos a la obra y empieces a probar. Siempre es mejor experimentar que quedarse quieto. Eso podría suponer el estancamiento de tu negocio o incluso su desaparición. ¿A qué estás esperando?


ventajas trabajar en cloud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *